Archivos de la categoría ‘federalismo’

Artur Mas: el listo de la clase

Publicado: noviembre 26, 2012 de elvenbyte en Autonomías, cataluña, CiU, federalismo, mas

CiU gana claramente las elecciones. Esa es la noticia. Pierde escaños en relación con las anteriores, correspondientes a 2010, sólo hace dos años, pero sigue manteniendo la mayoría, aunque no sea absoluta.

Ahora se habla de pactos, porque es el día después. Se habla menos de las pretensiones soberanistas de Mas, y de los catalanes en general -de aquellos con ánimos independentistas, está claro-, y la cantinela de los medios siguen por este camino. Pero hay más, según puedo ver, detrás del telón.

Lo que poca gente se plantea (o nadie, al menos hasta donde yo he leído, visto u oído) es que la jugada de Artur Mas le ha salido mucho mejor de lo que pretendía. La cuestión no es si continúan sus planes soberanistas o no, que seguro que sí. La cuestión es que acaba de ganar dos años más de poder por la cara.

En dos años se le acababa el chollo, así que ningún otro momento mejor que este, que aún no están las cosas al límite, que convocar esas anticipadas que le conceden de repente dos años más.



Por supuesto, había que ponerle una venda en los ojos a los catalanes. Sobretodo a esos que están tan hartos de nuestros políticos, a nivel nacional, que un cambio, un gran cambio, como es la autodeterminación, no puede ser para mal. Es decir, que a mi me sigue oliendo lo del soberanismo a cortina de humo.

Hoy, tras analizar un poco las elecciones “sufridas” por los catalanes, y viendo que la participación ha sido superior a lo esperado, incluso batiendo records, estoy más convencido de que todo el debate soberanista ha sido precisamente eso, un mero debate que daba forma a los pliegues de la cortina de humo.

Yo no sé si los catalanes se van dando cuenta. No sé tampoco si realmente los catalanes están por la labor de esa independencia, al menos los que han votado a CiU, o tanto como para querer distanciarse de una Europa que, estén las cosas como están, sigue siendo una apuesta de futuro. Y tampoco sé si el propio Artur Mas cree en todo lo que dice.

Esta mañana, escuchando la radio, alguien ha dicho -no recuerdo quién- que no es sólo la salida, o la no entrada más bien, de Europa, lo que debe preocupar a los catalanes, sino la de otros estamentos que también pueden beneficiar a Cataluña como nación, si es que algún día llega a serlo: ¿qué pasa, por ejemplo, con la OTAN?

Y luego está lo de la legalidad de la consulta. ¿Es constitucional el referéndum? Esa ley es una de esas que ahora mismo no nos conviene tocar, porque estoy seguro que ahora mismo no es perfecta, y que como la toquemos mucho lo único que vamos a conseguir es imperfeccionarla aún más. No sé por qué, pero pienso que lo que vaya a ser ponerla en contra de Cataluña, nos la va a poner en contra también al resto de españoles.

Creo que hay cosas mucho más importantes que cambiar ahora. 

Durante un tiempo, por el momento, no vamos a hablar de otra cosa que no sea Cataluña, me lo estoy viendo. La cortina de humo que Mas ha puesto a disposición de los catalanes, nos va a afectar al resto, queramos o no. Ese humo va a hacer que no veamos el resto de putadas que nos tiene preparadas el gobierno.

Se acerca la Navidad, y hay mucha gente que no la va a pasar como hasta ahora. Hay gente que ya no tiene sueldo, que ya no tiene casa, y algunos, peligrosos hasta cierto punto, se han quedado sin paga extra. A ver la que nos preparan ahora. Habrá que tener los ojos bien abiertos, y el culo bien cerrado.

Catalanes y federalismo

Publicado: noviembre 5, 2012 de elvenbyte en cataluña, federalismo, política

No voy a entrar en la definición de términos sobre el federalismo, para eso ya tenemos la wikipedia, y tampoco en disquisiciones sobre sus puntos buenos o malos, ni en el simétrico, ni en el asimétrico. Quiero centrarme en lo que considero una necesidad a día de hoy para la España en la que vivimos, a ese nivel.

España como estado federal

Hay muchos que dirían que España ya es un estado federal, que las autonomías cumplen esa función de regiones federales, o federalizadas, pero no es así. Las autonomías no dependen de ellas mismas, prácticamente para nada, y de hecho la prueba es la cantidad de dinero que aportan al país centralizado, y que necesitan del mismo para subsistir.

Es cierto que se parece, pero hay demasiadas imperfecciones que nos alejan de la idea general. Estamos dejando que algunas comunidades tengan demasiado poder sobre sí mismas, pero en comparación con otras. La asimetría de este federalismo es causal y no programada, por eso no puedo considerarlo federalismo.


Federalismo reinventado

Lo que nos hace falta en España es una reinvención del federalismo, una diferenciación del producto resultante. Sería un federalismo simétrico, pero con los suficientes cambios constitucionales como para que no tuviera sentido la autodeterminación que pretende Artur Mas.

No sería necesario el reparto económico, aunque sí el de competencias, claro, al menos en un principio.

El ejemplo podría ser el federalismo alemán. A ellos les funciona bastante bien, y nos ayudaría a acercarnos en políticas de gestión de la nación. No hablo de ideologías, que no comparto las de Merkel, sino de políticas de gestión.

Federalismo europeo

En Europa tenemos lo que podríamos llamar pseudofederalismo asimétrico de coalición, con el que cada vez estamos dando más poder a esos estados (países en este caso) asimétricos, como Alemania o Francia.

El problema de darles ese poder, por contra, no es político, sino económico. Pero lo cierto es que siendo la economía la que manda en nuestros días, tampoco sería raro interpretar que el centralismo del federalismo europeo estuviera situado en el corazón del BCE, y es algo que debiéramos evitar, pero que de momento es lo que gestiona la coalición de países europeos, o sea la CEE.

Las cosas que importan

Vuelvo a decir, como he dicho en otro artículos, que es un momento, para los españoles, de buscar la unidad del país frente a nuestros vecinos europeos. Las ideas de independencia, frente a las de cohesión participativa, sólo dividen.

Pero claro, elementos como Artur Mas saben cuándo meter la cuña y dar el martillazo. O al menos lo intenta. Esto no hace más que desviar la atención en lo interno, y deteriorar nuestra imagen como nación unida frente al resto del mundo.

La Constitución

Con todo esto, lo que quiero decir es que, a nivel político territorial, nuestra Constitución, a pesar de ser una de las más jóvenes del mundo, necesita una reforma. No por reformar la Constitución estamos admitiendo que no sirva, claro que sirve. Pero esta debe evolucionar junto con la sociedad a la que pertenece.

Está claro que la sociedad de hoy en día, por la crisis y porque no somos los mismos que nuestros padres y abuelos, es diferente de aquella cuando se creó nuestra Constitución, la que aún hoy nos sostiene, y por lo tanto debemos cambiarla.

No se trata de socialismo

Sé que todo esto me define como socialista, por haberlo dicho ya Rubalcaba el día del debate sobre la independencia de Cataluña. A día de hoy puedo decir que es de las poquitas cosas que aún me quedan en común con el PSOE, por no decir la única.

Sin embargo nada más lejos de mi intención. No encuentro partido político actual que pueda darme una respuesta efectiva a nuestra problemática. Todo son pequeños pasos, que cada vez abren más la quiebra existente entre ricos y pobres. Pero creo sinceramente que hay que ir tapando también esos problemas coyunturales, como la crisis que se nos puede abrir con Cataluña.

Pienso que el federalismo sería una solución muy factible a nuestro problema.