Llamarada solar: ¿catástrofe o fuente de energía?

Publicado: septiembre 11, 2012 de elvenbyte en Ciencia
Etiquetas:

Últimamente el tema de las llamaradas solares parece estar algo de moda. Se producen desde que El Sol es sol, pero podríamos decir que es ahora, en nuestra época, en la que tan esclavos de la tecnología somos, cuando empezamos a prestarles la atención debida.

Lo bueno es que, por lo que leo, no se la prestamos sólo para asustarnos ante la posible catástrofe, sino también mirándolas con buenos ojos, con los de alguien que piensa que podemos utilizar la energía desprendida como renovable para nuestro propio uso. Y es que, por poner un ejemplo, el pasado 31 de Agosto, en sólo 48 horas se produjeron la friolera (por decirlo así) de trece grandes llamaradas solares.

Cómo aprovechar toda esta energía está explicado en muchos artículos de Internet, como este: Viento Solar: Una nueva energía renovable del espacio. Como se explica en este artículo, y otros parecidos, esta energía desatada nos afecta, en nuestra era electrónica, de forma muy nefasta. Cualquier aparato eléctrico puede dejar de funcionar dependiendo de la intensidad de la llamarada, y eso es peligroso, porque aparatos eléctricos no son sólo nuestra lavadora, o nuestra plancha, sino también algunos medios de transporte, como un avión, que podría precipitarse con todos sus pasajeros si sus sistemas eléctricos se ven afectados por una llamarada solar.

A nivel científico se cree que no estamos preparados para llamaradas de cierta magnitud, en la que podríamos pasar meses, e incluso años, sin que vuelvan a funcionar nuestros aparatos eléctricos, una posibilidad que no descartan. Pero algunos científicos y estudiosos de la materia están preguntándose cómo aprovecharnos de esa enorme cantidad de energía. Buscando información al respecto, me di cuenta de que varios medios de comunicación ya habían pensado en ello, y se habían hecho eco de la noticia. Un ejemplo lo tenemos en El Correo Gallego, que en Marzo de este mismo año nos cuenta que la energía de las que eran entonces recientes tormentas eléctricas, podrían abastecer Nueva York durante dos años.

Pienso que, a pesar de estar padeciendo esta terrible crisis, no estaría de más plantearse destinar algo de recursos a solucionar este nuevo debate de la comunidad científica. ¿Quién nos dice que no podamos olvidarnos de seguir explotando nuestro planeta, nuestro hogar, si podemos aprovechar los recursos energéticos naturales que el universo pone a nuestra disposición? Como mínimo creo que merece una consideración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s