Cosas de familia

Publicado: julio 2, 2009 de elvenbyte en Según se Mire

padre_de_familiaDesde muy pequeño me han inculcado los valores familiares. No acabo de entender muy bien por qué, ya que tanto la familia de mi padre, como la de mi madre, no es que sean modelos a seguir. Ni siquiera la mía propia. No somos un modelo de unidad, ni de consistencia. Pero eso no quiere decir que no nos queramos. Al contrario.

En todas partes cuecen habas, eso está claro, pero es que en mi caso acabo llevándome tanto agradables sorpresas, como desagradables decepciones. Supongo que debe ser común en todas las familias, pero el caso es que en la actualidad lo estoy viviendo en mis carnes. No me gusta lo que he visto, tanto en lo que ya sabía, como en lo que he descubierto. Y todo a raíz de un desafortunado pero esperado suceso de los últimos días.

Es justo en estos casos -este en concreto es la enfermedad de un familiar muy cercano-, cuando te das cuenta de estas cosas. He visto el egoísmo, el desinterés, el a ver si gano protagonismo, el padecimiento y el sufrimiento por el ser querido, la desidia, la preocupación, y en algunos casos el punto inesperado, pero lógico, de la demencia momentánea. He visto al que se traga las lágrimas, al que las expresa, al que quisiera llorarlas pero no puede, al que sabe que llegarán cuando llegue el momento, al que no las tiene, y al que las esconde y las llora cuando nadie le ve.

La familia es así, para bien o para mal; tiene todas estas caras. Pero algo que me ha sorprendido especialmente, es ver cómo lloraba un amigo lo que un familiar tan cercano no sentía en su necesidad. Me ha parecido algo terrible. La cercanía de la muerte causa estos efectos psicológicos, aunque esta no haya llegado aún.

Luego, en lo particular, aparecen sentimientos que no paran de dar vueltas, como cuando lanzas una moneda al aire. Tan pronto tienes depositada la mayor de las esperanzas en la fortaleza interior del enfermo, como que esta se transforma en desesperanza bajo el mazo atronador del dios de las malas noticias. Sin embargo, no mucho después, una buena noticia, por pequeña que sea, hace que vuelva a brillar la luz de la esperanza, limpia y deslumbrante. Y vuelta a empezar.

Esto no puede ser muy bueno, psicológicamente hablando. Te mina por dentro. Te hace vivir en un puño. Y piensas que por qué habrás renegado tanto de él en el pasado, cuando los lazos de la sangre, de la familia, siguen tan fuertes como lo han estado siempre.

En el fondo nos hacemos los duros, cuando en realidad somos seres blandos, sentimentales, sensibles a lo efímero de la vida, cuando se trata de la de un ser querido. Quizás no haya existido una unión especial, pero el estar compartiendo recuerdos, momentos vividos, el que esa persona haya sido uno de los ladrillos que sujetan una de las columnas que conforman nuestros valores como personas, tiene que contar para algo, y cuenta. Vaya si cuenta.

Después te percatas de que esa columna fundamental, hecha con ladrillos entre los que se encuentra ese, sujetándola, es la que más parece desentenderse de él. Sé que es difícil comprender lo que trato de explicar, pero no debo hacerlo de otra manera, o esa columna podría tambalearse, y sé que me arrastraría en su caída.

En lo que a mi respecta, quisiera creer que mi abuelo, que está muy enfermo, pero que aparentemente ha salido de peligro, tiene un nieto que le quiere, que sufre por él, que ha vivido unos días asustado porque creía que lo perdía. Eso sucederá, más pronto que tarde, y después de lo ocurrido estos días, creo estar preparado para ese momento. Ojalá haya podido transmitírselo con mi presencia, que lo haya visto reflejado en mis ojos.

Ojalá, también, pase mucho tiempo antes de que tenga que hacerle un tributo.

Anuncios
comentarios
  1. Igrein dice:

    Yo perdí a mi abuela hace casi 4 años. 3 meses antes de mi boda. Ella vivía lejos y no pude verla, si no cuando ya era demasiado tarde. Las últimas palabras que le dije fueron “te quiero mucho” y las de ella “y yo también a ti”. Cada vez que me acuerdo de ella lloro (como ahora…) y me apena el que viviera lejos, y me parte el alma no haberla podido “disfrutar” más.

    Si tu quieres a tu abuelo él lo nota, lo sabe. Eso se ve, no te martirices. Disfruta de él, de su compañía, de sus historias, de sus palabras, todo lo que puedas. Un consejo gratuito??? Grábalo en video con cualquier excusa. Dile que necesitas información para un trabajo y que quieres saber como vivía cuando era pequeño, dile… lo que sea, pero será un precioso recuerdo el día de mañana… yo no lo hice, no se me ocurrió, nadie me dio el consejo y no sabes lo que daría por tener una grabación…

    Los demás… no importan. Cada uno debe hacer lo que cree que es mejor. Dicen que cuando estamos a punto de morir nuestra consciencia es nuestra única compañía y que, cada cual, se enfrenta a lo que ha hecho.

    Un beso.

    Me gusta

  2. Azusa dice:

    Creo que en los malos momentos es cuando se conoce de verdad a las personas… Algunos reaccionan/reaccionamos de maneras inesperadas por los otros, y a veces, incluso por tí mismo… pero eso no quiere decir que esa reacción diferente no sea propia de tí. Por eso, creo que lo aflora en esos malos momentos es lo que en realidad tiene cada individuo dentro.

    Y en lo de tu abuelo, creo que te recomendaría que pasaras todo el tiempo que puedas con él, luego valorarás cada uno de esos momentos como si fueran únicos.

    Un enorme abrazo y mucho ánimo.

    Me gusta

  3. Lu dice:

    Deberían prepararnos para recibir y aceptar la muerte, la nuestra y la de los demás. Se nos prepara para vivir, pero qué hacemos si no podemos enfrentarnos a decir ADIOS por última vez.

    No hablo de aceptar la vida después de la vida, sino de lo contrario. Asumir las pérdidas, no asumirlas de buen humor sino como un momento que inevitablemente llega; a veces más temprano que tarde. Que es doloroso y que abruma.

    Un abrazo reparador para ti,

    Lu

    Me gusta

  4. David dice:

    Igrein: Gracias amiga, qué gran consejo. Lo voy a hacer.
    Azusa: Yo también pienso así, pero eso no impide que me sorprendan esas reacciones. Gracias por el ánimo 🙂
    Lu: La muerte es siempre inaceptable, pero nos queda el consuelo de que quizás volvamos a encontrarnos en otra vida. Gracias a ti también por el ánimo.

    Me gusta

  5. Belén dice:

    Pues siento contradecirte pero no, no estás preparado para perder a tu abuelo, eso lo crees pero cuando ocurra sentirás el vacío como algo que no podrás llenar con nada…

    Es mas bien el apego, cuando siente que alguien es insustituible, eso es lo que nos hace sufrir.

    Disfruta de la compañíade tu abuelo, haz que se sienta amado, cuando él se vaya él dejará de sentir, pero empezarás tu.

    Besicos

    Me gusta

  6. Sol dice:

    Te dejo un abrazo. Solamente un abrazo.

    Me gusta

  7. Stones dice:

    En las situaciones dificiles, mi familia se hace piña. Recuerdo la enfermedad de un ser muy querido (mi padre) y recuerdo como todos, todos, decidimos arrimar el hombro. Sin fisuras. Incluso mi cuñada. Aprendimos que juntos podíamos. Despues de un año de enfermedad y de hospital en hospital terminamos en el Ramón y Cajal para un triple by pass hace 12 años. Todo salió bien, pero lo mejor es que todos salimos fortalecidos. No importó quien hizo más o quien hizo menos, quien estuvo más horas o menos. Todos estuvimos el tiempo que teníamos y todos dimos lo que podíamos dar en ese momento. Cuando mi padre volvió a casa, me sentí orgullosa de él, por lo valiente que había sido y me sentí orgullosa de mi familia, porque fuimos uno, no una esposa, tres hermanos y una cuñada.

    Gracias por dejarme entrar en tu blog

    Me gusta

  8. David dice:

    Belén: Eso es lo que me digo algunas veces. Lo de estar preparado es algo que creo que debo ir haciendo de forma psicológica.
    Sol: Gracias amiga.
    Stones: Ojalá hubiera sido así en mi caso. Gracias a ti por querer entrar en él 🙂 Mi abuelo también está en Ramón y Cajal.

    Me gusta

  9. Nanny Ogg dice:

    Uno se prepara… a medias, sólo a medias. Efectivamente, te vas haciendo a la idea de que cualquier día puede ocurrir pero cuando ocurre finalmente…

    Con mi padre vivimos mejorías y recaídas. Mejorías que nos daban esperanzas y recaídas que nos hacían desear el desenlace definitivo. Yo tuve poco tiempo para estar con él, aún no puedo olvidar cómo me sujetaba el día que me despedí para volver a Valladolid, él imaginaba (o sabía, vete a saber) que sería la última vez. Yo creía que se iba a recuperar. Quizás debí mantener un poco más aquel apretón de manos, aquel beso en la frente…

    Disfruta de su compañía lo que puedas y que sepa que le quieres.

    Besos

    Me gusta

  10. David dice:

    Nanny Ogg: Eso voy a intentar. Gracias amiga.

    Me gusta

  11. pier dice:

    Para bien o mal..
    La familia siempre esta a nuestro lado.. y más en esos momentos tristes cuando necesitamos de su apoyo y ellos del nuestro..
    He.. tranquilo!! seguro que tu abuelo sabe que tus sentimientos son totalmente sinceros..
    Que tengas una buena semana,Abrazos.

    Me gusta

  12. Conxa dice:

    Son en estos momentos cuando cada cual descubre sus sentimientos hacia la persona en cuestión. Deduzco que debe ser hermoso sentirse arropado y querido cuando la muerte ronda y seguramente tu abuelo se dió cuenta de tus sentimientos. Pero debieramos saber mostrarlos antes de que lleguen esos momentos, cierto.

    Disfruta de él mientras la vida os lo permita.

    Me gusta

  13. Isabel dice:

    Claro que lo habrá visto, y claro que lo sabrá. Y cada quien expresa las cosas a su manera, hoy no vivimos precisamente un momento en la humanidad en que prime la sensibilidad. Pero quien sabe manifestarla lo transmite, no te quepa duda. Besos.

    Me gusta

  14. Agne dice:

    “En todas las familias se cuecen habas” Una verdad como un templo.

    Nada ni nadie es un modelo a seguir…¿Qué se supone que es lo perfecto y correcto? Nadie lo sabe…

    Besitos & Sonrisas

    Me gusta

  15. Silvia dice:

    Seguro que tu abuelo, ha sabido y sabe lo importante que es para tí. La unión familiar, por muy imperfecta que sea, sigue siendo una “unión” y por encima de todo, es la nuestra, la única que conocemos y en definitiva, la única que quermos.
    Un beso

    Me gusta

  16. trilceunlugar dice:

    es lo normal…en las situaciones extremas afloran todas las emociones las buenas y las malas…
    Un beso amigo

    Me gusta

  17. duncan dice:

    David, yo creo en mi humilde opinión que para estos temas nunca se está preparado, spongo que podemos hacernos más fuertes haciendonos a la idea del triste final y eso quizás aplaque un poco el dolor, pero en definitiva creo que nadie está preparado, al fin y al cabo somos humanos ( algunos más que otros )
    Un abrazo.

    Me gusta

  18. David dice:

    Pier: Ojalá sea así.
    Conxa: Ya, pero para algunos es realmente complicado expresarlos.
    Isabel: Pues deberíamos hacer algo por cambiar esta sociedad. Seguro que si fuera más sensible nos iría mucho mejor.
    Agne: No creo que se trate de ser perfecto, pero sí de acercarse un poco.
    Silvia: Cuánta razón tienes…
    Trilceunlugar: Así es amiga.

    Me gusta

  19. David dice:

    Duncan: Por el momento todo parece haber pasado, aunque sé que no por demasiado tiempo. Esta es sólo una forma de irme preparando para lo peor, creo.

    Me gusta

  20. Espia cholo dice:

    Hola

    Me gustaria intercambiar links con tu exelente blog

    Aca mi link

    ESPIACHOLO.BLOGSPOT.COM

    Espero tu repsuesta..

    Saludos

    Me gusta

  21. David dice:

    Espia cholo: Lo cierto es que ahora mismo no estoy interesado en más intercambio de enlaces. De todas formas gracias por haberte interesado.

    Me gusta

  22. Princesa dice:

    La verdad es que me siento muy identificada con tus palabras, porque también tengo un familiar muy cercano, que ahora está algo mejor, pero que ha estado con un pie más para allá que para acá, y la verdad es que a veces en situaciones así, se ven tirantes, momentos raros, peleas… a veces la gente podemos llegar a sacar lo peor de nosotros mismos… una pena!

    Por cierto, esperoo que tu familiar esté mejor

    Un abrazo

    Me gusta

  23. Agne dice:

    y bien…qué tal fue el reencuentro?

    Me gusta

  24. David dice:

    Princesa: Gracias amiga.
    Agne: El reencuentro ha sido estupendo, un gran avance en mi vida. Gracias por interesarte 🙂

    Me gusta

  25. Ana Isabel dice:

    HOLA A TODOS NECESITO ENCONTRAR A UN AVIEJA AMIGA QUE NO VEO DESDE HACE 8 AÑOS QUIERO SABER DE ELLA COMO PODRIA HACERLO?????

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s