Una burbuja inmobiliaria que se convirtió en crisis económica

Publicado: septiembre 18, 2008 de elvenbyte en Malos Tiempos

España, y Europa también pero menos, se encuentra en una terrible situación de crisis financiera. A estas alturas del meollo ya lo sabemos todos. Pero, ¿de dónde ha venido? ¿Cuándo y de qué manera terminará? Se especula mucho sobre ambas preguntas, y yo voy a aportar mi opinión al respecto en las siguientes líneas. Eso sí, siempre desde mi humilde pero analítico punto de vista personal.

Cómo empezó todo

Hace unos quince años empezaron a subir los precios de los inmuebles a un ritmo creciente, con una aceleración inusitada de dichos precios. Toda la ciudadanía comenzó a darse cuenta del hecho, sobre todo porque nos encontrábamos en una situación de bonanza económica generalizada. Sin embargo no pasábamos de comentarlo en los bares, las reuniones familiares o en compañía de los amigos.

El gobierno estaba en manos del PP y nos gustaban las tranquilizadoras palabras de Aznar, diciendo que España iba bien. Hacía poco que se había vendido Iberia y que se habían liberado las comunicaciones. Atrás quedaban los tiempos del GAL, o de Mariano Rubio y De La Rosa.

Pero todo aquello no era más que una ilusión, un velo de fantasía que Aznar y sus secuaces nos pusieron en la cara para ocultar lo que se nos venía encima en poco tiempo. Y si no era así, y me refiero a la intencionalidad del hecho de ofuscación, podríamos decir que el PP entonces pecó de la misma falta de visión, que no de previsión, que achacaron al Felipe González con asuntos tales como las estafas y violencias contra ETA que se produjeron en los últimos años de su gobierno. Los “atentandos” del gobierno contra ETA siempre me parecieron bien (al fin y al cabo no es más que una lacra cobarde y sanguinaria para nuestra sociedad), pero lo de que nos quitaran el dinero a los españoles, por ahí ya no pasaba.

Sé que con las siguientes palabras, y con el resto del discurso de este artículo, me aflora la vena izquierdista, pero es que hay cosas que me parecen lamentables de la actuación de la derecha no radical que tenemos en este país. Y es que se acuse al PSOE de no haber querido admitir, hasta que ya era tarde, que existe la crisis, cuando lo que ha ocurrido es que el gobierno actual ha tenido que lidiar con una herencia de despojos financieros que el PP no fue capaz de sanear en su momento. Pero la culpa es siempre del gobierno, y opositar de la manera que lo hace el PP vuelve a ser un nuevo intento de siempre colocar velos engañosos que confundan los sentidos del ciudadano. Es una buena estrategia de la oposición. A Rajoi, actualmente, parece seguirle funcionando.

De lo único que podría acusarse al gobierno actual, bajo mi punto de vista, es de no haber acertado con las medidas adoptadas durante seis años, pero no de haber esquivado el problema, como intenta convencernos el PP.

España dentro de Europa

Me canso de oír y leer cosas como que la crisis viene de Estados Unidos, como si de la cigüeña se tratara, y es que hoy ya no viene de París, sino de estardosunidos, que ha afectado a Europa y, por simpatía económica, a nuestro país. Yo no digo que no haya afectado en algo. La bolsa americana y las europeas siempre han afectado a la española, ya que España, por fortuna, tiene política exterior y economías de exportación e importación, además de que todas las bolsas del mundo estén relacionadas entre sí de una manera u otra. Pero siempre había sido a modo de contraste.

Si bien es cierto que en la actualidad nuestra economía es un reflejo, aunque no demasiado fiel, de las economías extranjeras de los países que están más o menos a nuestro nivel de desarrollo, no son esas economías extranjeras las que tengan la culpa de nuestra situación actual, sino una mala gestión por parte del gobierno y de los responsables del saneo de los mercados. Sobre todo y en especial del nacional.

Cada uno tiene que secarse su propia ropa, y nosotros hemos estado más pendientes del tendedero del vecino que del nuestro propio. Hemos estado tan pendientes y colgados del efecto euro que no nos hemos dado cuenta de hasta qué punto nos ha afectado. Pero claro, como el efecto euro sólo ha calado en las economías familiares y no en el resto de mecanismos económicos (sí que lo ha hecho, pero también de forma ofuscada), parecía que la industria económica de nuestro país pudiera salir a flote del granizo de la que entonces fue la recién nacida moneda. Sólo hace seis años que dijimos adiós a la peseta, y parece que se nos ha olvidado ya la exagerada subida del café matinal y de lo mal que nos sentaba, al despertarnos de un porrazo, cuando lo pagábamos sabiendo que un euro no son cien pesetas.

USA nos arrastra

Como afirmación y justificación no está mal, no creo que haya cosas más lejos de la realidad.

Si bien es cierto que hasta el momento los americanos han sido la pieza clave de la economía mundial, el rey del tablero de las finanzas exteriores, su liderazgo en el globo está de capa caída. El modelo de la antigua y grandiosa Roma de Julios Césares y Viriatos presidenciales, les ha durado menos de lo que esperaban. Y es que la Europa de aquellos tiempos no tenía una comunidad, ni una moneda que fuera capaz de opositarse a aquellos pseudodólares latinos. Ha sido la Europa del euro la que ha tirado el imperio americano de su pedestal, haciéndole caer en un ominoso declive del que va a tardar en recuperarse. O del que quizaś nunca lo haga.

Europa ha dejado de ser una Vieja Europa, para convertise en una Europa nueva, fuerte y vigorosa. Pero eso cuesta mucho mantenerlo, aunque creo firmemente que se está haciendo bien, por el momento. Por eso no creo que Estados Unidos tenga nada que ver con nuestra situación. Más bien al contrario.

Si los USA han sido siempre los más independientes, aunque haya sido sólo de fachada, desde que se habla del euro y de su famosa zona blindada, los americanos han dependido de Europa como nunca antes habían dependido de nadie, en cuanto al comercio exterior, se entiende.

Un ejemplo, que suele pasar desapercibido, podemos centrarlo en la omnipotente Microsoft, una empresa cuyos mayores ingresos provienen de Europa, porque es precisamente aquí donde económicamente hemos consentido en permitirnos, a un nivel gubernamental, desperdiciar sumas desorbitadas por las licencias de sus sistema operativo, y del resto de aplicaciones informáticas desarrolladas por esta compañía. Sin embargo, Europa empieza a darse cuenta de lo que los países subdesarrollados, curiosamente, conocían antes que nosotros: las ventajas económicas (y tecnológicas también, pero ese es otro cantar), en cuanto al ahorro, que supone el software libre.

No nos equivoquemos y quitémos de los ojos una de las vendas que cubren nuestra visión económica exterior: si Microsoft es una de las empresas más ricas del mundo, y es americana, la pérdida del mercado europeo para Microsoft puede ser un duro golpe para la estabilidad económica de los Estados Unidos. Microsoft, entre otras, y hoy por hoy, es uno de los pilares financieros de ese país al otro lado del charco.

Con esto quiero decir que no es su crisis la que nos afecta a nosotros, sino más bien al contrario. Y lo mismo podría decir poniendo a otras empresas de diferentes sectores como ejemplo: Ford, el turismo de origen europeo, o nuestras propias empresas afincadas con delegaciones allí.

La situación actual

El momento en el que vivimos, mientras se escriben estas líneas, es quizás uno de los más delicados. Ahora es cuando más desesperanza hay, y esto crea desconfianza en cosas tales como los mercados bursátiles, que aunque algunos se obstinen en decir que la bolsa no es más que un juego, lo cierto es que es un gran reflejo de lo que ocurre con la economía de un país.

Uno de los activos más importantes de la bolsa es su mecanismo primigenio en sí: el dinero. No sólo es el valor económico de las empresas que cotizan lo que les confiere el valor de las acciones, sino que es un valor bursátil en sí mismo. Que el dólar suba con respecto al euro y suba posiciones en su valor referencial no carece de significado. Nos viene a decir cómo avanza o retrocede la gravedad de la crisis en la zona euro.

El petróleo es otro de esos valores abstractos cuya caída en este momento se ve propiciada por las empresas que buscan en su ahorro el abaratamiento de costes de combustible, entrando en políticas de consumo mínimo, sin hablar de que las familias tratan de utilizar menos el coche por el mismo motivo. En este aspecto, y puro off-topic, decir que es curioso que no se haga por el medio ambiente, pero sí por el ahorro. Quizás deberían cambiar los hábitos publicitarios ciertas instituciones benéficas pro-medioambiente.

La bajada de los inmuebles propicia que si ya se vende poco, lo poco que se vende es más barato. Con esto las inmobiliarias ganan menos y su valor empresarial desciende. Hay grandes inmobiliarias que cotizan en bolsa, y a ellas también les afecta como a las pequeñas.

La opinión del público, el ciudadano de a pie que poco entiende de bolsa, y menos de estrategias políticas y económicas, ha caído en picado respecto a la situación. Y no sólo eso, sino que existe un desconcierto generalizado, reflejado en la diversidad de opiniones que puedes escuchar en diferentes bocas a sólo algunos metros de distancia entre sí.

Hay quien intenta echarle la culpa a constructores, promotores, inmobiliaria e intermediaros.  Y no es que no tengan su parte de culpa, que la tienen, sobretodo los intermediarios. Han hecho su agosto, estos individuos que con sólo un contrato de compra-venta firmado, y sin generar un sólo movimiento financiero -que no económico-, han incrementado el valor del inmueble en porcentajes de ciencia ficción.

Otros dicen que la culpa ha sido de las entidades financieras, bancos, cajas y demás. Estas se han dedicado a conceder y gestionar préstamos a mansalba, sin pensar que cuando llegaran la vacas flacas, y no son las primeras que ven, se iban a levantar índices extremos de morosidad, como así está sucediendo. Tras conceder todo este crédito, estas entidades se han quedado sin efectivo. Esta situación también ha generado desconfianza en las entidades extranjeras de crédito, que es de donde se nutren las entidades financieras nacionales, con lo cual estas últimas no pueden hacer frente de momento a las deudas contraídas en 2005 y 2006. ¿Qué va a pasar con la deuda que también se contrajo en 2007, y que vencerá dentro de unos meses? Es la pescadilla que se muerde la cola, ya que las entidades nacionales, por lo tanto, han cortado el grifo no sólo al ciudadano directo, sino también a la financiación empresarial. Las consecuencias más graves de esta situación se traducen en un retroceso social importante, que causa, entre otras, desempleo y la no refinanciación de deudas, que hasta ahora gestionaban mayoritariamente las financieras independientes. De estas últimas se podria escribir un artículo en exclusiva, pues este es uno de los negocios que aparecen en tiempos de falsa bonanza, como moscas alrededor de un trozo del pastel.

Lamentablemente ha sido la oposición, en este caso el PP, quien ha estado alertando de la situación desde que empezó a hacer eco en la opinión pública. Pero claro, mientras el gobierno actual debe permanecer optimista para no alertar al ciudadano, la oposición debe presentar el vaso medio vacío (o casi vacío, como es costumbre en el PP), para poner al ciudadano lo más en contra posible de su ya molesto contrincante. El PP, también como tiene costumbre, está actuando de forma oportunista. Y es curioso que siga haciéndolo, de esta forma tan cínica, teniendo en cuenta que todo esto se ha producido por una mala gestión de su última candidatura, en los tiempos de Aznar. Pero, por desgracia, son la única arma que tenemos para presionar al gobierno actual, que sin duda está tratando de paliar la situación, aunque desde luego con medidas equivocadas. Ahora proponen (re)compensar a los promotores que en lugar de vender los inmuebles los alquilesn, recibiendo a cambio 3000 eurillos del ala, aún no entiendo bien el objetivo. ¿No sería mejor darle esos 3000 euros a las personas que vayas a alquilar esos pisos o cualquier otro?

En resumen, nos encontramos en una situación que nos está atacando por muchos frentes. Los bancos no tienen fondos y por tanto no financian, se está generando paro a espuertas, y la bolsa tampoco ayuda mucho. Para colmo, los políticos siguen sin ponerse de acuerdo, y medidas equivocadas. El resultado se traduce en crecimiento negativo y, por lo tanto, recesión.

El futuro de la crisis

De la crisis no paramos de decir que es un bache, que es la parte más baja de la curva sinoidal económica, y que hemos superado otras con anterioridad. No son más que argumentos que nacen de la esperanza del bolsillo español, y aunque yo también quiero ser optimista y prefiero ver medio lleno el vaso de la recesión, lo que tenemos que asumir es que lo peor aún está por llegar.

La recesión, el crecimiento negativo (otra de esas cosas que no entiendo, por qué le llamarán crecimiento si es negativo; ¿no sería más corto decir “decrecimiento”, y ya que estamos tratando de ahorrar, ahorrar también palabras?), es el punto final, y aunque estamos entrando, aún no hemos llegado. La recesión es un resultado que deberían haber previsto cuando comenzó la desaceleración, que es el primer síntoma. Este crecimiento negativo es nuestro mayor problema, y por tanto el primero de la lista a resolver.

Lo que va a ser difícil de preveer, por lo que parece y lo que hablan los expertos en economía mundial (porque no nos olvidemos de que la crisis es global), es la duración de la crisis, es decir cuándo se producirá el fin de la recesión. Luego nos quedarán las secuelas, el segundo punto de la lista, y en realidad sobre el que debiera empezar a trabajarse ya, teniendo en cuenta que, de todas formas, la recesión se va a producir, nos guste o no.

Por crudo e inhumano que pueda parecer, propongo dejar de dar trabajo a extranjeros y empezar a pagar MUY BIEN a aquellas personas que hagan esos trabajos que nadie quiere, y que son la base económica de los inmigrantes, para que empecemos a hacerlos los de aquí. Es decir, motivar económicamente, y por parte del estado (porque las empresas, seamos realistas, no lo van a hacer), para que sean los ciudadanos españoles sin trabajo, los que se hagan cargo de esos puestos. Eso implica gasto en sueldos y formación, por supuesto.

Estamos viendo cómo algunas, pocas, de las grandes empresas, compañías millonarias, están cayendo y hundiéndose bajo el peso de una aplastante falta de financiación. En la mayoría de los casos se acogen a las ERE y despiden a cientos y/o miles de trabajadores. Ese es el recurso de las grandes empresas, pero las PyMEs no tienen tanta suerte. Estas se ven obligadas a cerrar sin remisión; más gente al paro.

Creo firmemente que son estas PyME, o mejor dicho las que sean capaces de aguantar la crisis, las que renacerán de sus cenizas como Aves Fénix renovadas y fortalecidas. Son estas últimas pequeñas y medianas las que después de la crisis tendrán la oportunidad de hacerse grandes. En unos años estas se convertirán en grandes empresas, que han luchado contra la competencia y vencido, conductoras del mercando económico futuro.

Las soluciones para paliar y superar la crisis son muy complicadas. El Estado tendrá que recurrir a estrategias intrincadas y retorcidas, y hasta que no empiece a hacerlo no podremos ver la luz. Hay que dejarse de conceder fondos a los mismos de siempre, a esos grandes que tienen tantas pérdidas, y empezar a concederlos a los pequeños, que son los que realmente siguen manteniendo el tejido empresarial de nuestro país. Las ayudas a las pequeñas empresas son insuficientes porque se reducen a porcentajes fríos y sin sentido. Porque no es lo mismo un 25% de 100 que de 1000.

Por último, esta crisis tiene que ser una lección a aprender. Que no se quede como un simple hito histórico, como el crack del 29, o la ya olvidada crisis del petroleo, que no fue más que un ligero y disimulado preludio de lo que nos está ocurriendo ahora.

Anuncios
comentarios
  1. Casandra dice:

    Lo que más jode es que en Japón ya pasó algo así hace años según me han contado, y nosotros en vez de aprender del error de los japos hemos pringado como idiotas y ahora lo vamos a pagar. Y encima a los políticos se la suda porque ellos sí que cobran aunque haya crisis, los que lo pagamos somos la gente de a pie.
    Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. David dice:

    Casandra: Así es, das en el clavo. Ese es el mayor problema, el desinterés de los políticos.

    Me gusta

  3. guada dice:

    interesante blog, le he echado una ojeada y me gusta, y sobre lo de la crisis, puf, que decir, bastante putas las estoy pasando para pagar la casa y bueno tampoco voy a contar mi vida pq todos estamos igual (aunq no me consuele), la culpa de todo es el petróleo, la avaricia que jodio el saco, a esperar dos o tres años que es lo q preveo va a durar y a ver si aprendemos
    un beso

    Me gusta

  4. Elena dice:

    La economía son ciclos así que, de una manera u otra, la crisis llegaría, desaparecerá, volveremos a crecer como la espuma para después volver a caer. Lo importante es mantenerse en estos valles

    Me gusta

  5. David dice:

    Guada: Lo peor de todo es que no aprenderemos, porque no es que no tengamos memoria histórica, sino que no echamos mano de ella.
    Elena: No es que sea lo importante, es que no nos queda más remedio.

    Me gusta

  6. Oh!! Davíd, alcancé a leer hasta “Usa nos arrastra”, sniff!! debo partir a encontrarme con mi madre para ir de compras del cumple de una hermanita… almorzar juntas…en fin, tengo un fin de semana total full pero volveré a terminar mi lectura de tu análisis, que de comienzo me ha enganchado.

    Besitos mañaneros de sábado (acá en Colombia son las 08:51 de la mañana en estos momentos).

    Me gusta

  7. LunaCarmesi dice:

    Parece que la globalización sabe extender lo malo del sistema, las migajas se barren ni siquiera se reparten. Se recoge lo que se sembró. Siempre pensando en el rápido beneficio.

    Un abrazo

    Me gusta

  8. David dice:

    LuLLy: Estaba a punto de contestarte que igual en Colombia no ha afectado tanto, pero lo cierto es que está afectando a todo el globo. Seguro que allí también lo estáis notando. Te animo a que lo termines de leer cuando puedas. A lo mejor es algo aburrido, pero me ha costado algunos días hacer este análisis, y estoy satisfecho de él 🙂
    LunaCarmesí: Al final vamos a acabar siempre al mismo sitio, el pozo del dinero.

    Me gusta

  9. Eva dice:

    Estoy de acuerdo con tú opinión en todos los puntos que estableces, casi no dejas mucho que matizar al respecto, es lo que hay, nada más que objetar.

    Lo que si me gustaría aportar es la irrealidad en la que viven o quieren vivir muchos ciudadanos de nuestro país. Cuando hay una crisis, en vez de intentar erradicar el problema de la mejor manera posible acorde con la economía de cada uno, por norma general se dedican a buscar culpables de sus problemas, para tener a quien echarle la culpa. Cierto es, que esta crisis pillo en medio a un montón de gente que se vio encerrada entre cuatro paredes y sin salida, pero otros, que viven de excesos buscan justificaciones estúpidas. ¿Como es posible que en medio de una “crisis” muchos ciudadanos que no llegan a fin de mes pidan créditos para irse de vacaciones?, mucha gente no sabe ahorrar y muchos se han acostumbrado a tirar la casa por la ventana. No quiero que con esto, se malinterprete mi comentario, insisto en que no todos padecen de lo mismo y otros sin quererlo y gastando todos sus ahorros en un hogar ahora se ven forzados a pasar penurias.

    La crisis del petróleo se venía venir, hace años que los científicos lo proclaman a los cuatro vientos. No es eterno el petróleo, y es lógico que viendo su escasez y la compra masiva de algunos países para cubrirse las espaldas encarezca su precio. Y no salimos de una para meternos en otra cuando de manera obtusa pensamos que invirtiendo en “bios” vamos a salir al paso, pues abaratamos el diesel y encarecemos el pan. Lo más lógico sería combinar todo tipo de energías renovables para salir al paso, investir en ciencia para poder quizá sacar adelante proyectos de pilas de hidrógeno y combustible, nuevas fuentes de energía procedentes de otro tipo de materias….. Energías limpias de las que poder obtener rentabilidad sin este tipo crisis cada dos por tres.

    La crisis inmobiliaria también se podía predecir. Otra cosa es que a los gobiernos y a los empresarios no les interesara propagarlo a título informativo. Eso, y que la gente vive mejor en la ignorancia hace que un día nos caiga encima el jarro de agua fría. Nos mienten mucho y nos lo creemos, pero no porque no sepamos ver la mentira sino porque no queremos aceptar la verdad.Precios por las nubes de construcciones que se hacen por un tercio de su valor, construcciones masivas en las costas turísticas….íbamos mal, y ya hace años se predecía que algunas empresas irían a pique…

    Está claro, que de esta crisis no vamos a salir de un día para otro, pero tampoco es la primera vez que ocurre, tendremos que tirar para delante como otros hicieron en otros tiempos. Yo espero que por lo menos, no caigamos en el pecado de cometer el mismo error en el futuro y que sepamos apostar por lo que interesa y no por lo mismo que otros, en otros charcos hacen. Parece que en vez de pensar a veces se limitan a copiar ideas de donde venga. Y me refiero con ello, por supuesto a la crisis que supondría la inversión solo en biocombustibles, algo que ya han empezado a poner de moda otros.

    Me gusta

  10. David dice:

    Eva: Muy bien dicho, claro que sí. Al menos veo que no soy el único que piensa así.

    Me gusta

  11. Mitxirrika dice:

    Gracias por volver a visitar mi blog. Durante un tiempo anduve un poco liada con el suyo, cuando me metía parecía que ya no actualizabas nunca. Por lo que veo sigue su mente bastante inquieta, eso siempre es bueno. Lo del concierto se soluciona rápido, apúntese al próximo de este genio.

    Me gusta

  12. David dice:

    Mitxirrika: Vamos a ver, jajaja. De nada, y a veces paso tiempo desconectado del mundo, incluso de los blogs, pero siempre vuelvo. Lo del concierto…, pues depende de dónde sea. No tengo libertad geográfica ilimitada. Y lo de que me llames de usted…, sólo te lo permito si eres sudamericana (que sé que es inherente al país), jajaja. Ojalá pudiera apuntarme.

    Me gusta

  13. Casandra dice:

    Es que ya ni Dios se dedica a la política por ideales. Si no se pudiera mangar, seguro que nadie se prestaba a ocupar La Moncloa. XD

    Me gusta

  14. efe dice:

    Estoy de acuerdo en terminos generales con tu interesante analisis de la situación y solo haría una reflexión la baja preparación del gobierno socialista.
    Todos los gobiernos cometen errores y los politicos venden ilusión, pero las necedades del Sr Zapatero aliñadas con las ministras de cuota son una verguenza para nuestro País.
    Despues de asociarse con dictadores indecentes que maltrtan a sus votantes,citese a Evo o al venezolano que ni siquiera quiero nombrarle.
    En fin al final al ciudano solo le queda el salvese quien pueda y a rezar para que alguien emplee el buen juicio y ayude a salir adelante.
    Saludos.

    Me gusta

  15. David dice:

    Casandra: Así es por desgracia. Pero creo que a pesar de todo lo tenemos asumido.
    Efe: Cuánto tiempo sin vernos…, me alegra que vuelvas a pasarte por aquí. Tú opinión es algo pesimista, y no estoy de acuerdo con ella al cien por cien. Pero en el fondo de la cuestión tienes razón. Respecto al venezolano, opino como tú. Respecto a Evo…, tengo ciertas dudas y de momento no voy a pronunciarme. Tengo que estudiarlo un poco más.

    Me gusta

  16. Lu dice:

    Hola David, muchas gracias por la visita y por tu comentario.

    Te leo,

    Lu
    Mamá de DOS chancletas

    Me gusta

  17. David dice:

    Lu: No hay de qué. Bienvenida.

    Me gusta

  18. Judit dice:

    Gracias por pasarte. Tienes un blog muy interesante…si me dejas te sigo los pasos;)

    Me gusta

  19. fairywindy dice:

    Hola David

    Pues por aca, segun palabras del Secretario de Hacienda, la crisis no va a afectar tanto. Como todo político busca dejar bien parados los criterios económicos que rigen en el país bajo el gobierno de su partido.
    Sería ingenuo pensar que por arte de magia no tengamos repercusiones en el país que afecten en el crecimiento esperado, y lo más importante, tal y como señalas tu, no se sale de un momento para otro de una situación de crisis, es un proceso que llevará tiempo.
    Hagamos uso del refrán: “no hay mal que dure cien años”… pero tampoco quien viva para contarlo.
    Un beso con cariño

    Me gusta

  20. David dice:

    Judit: Por supuesto que te dejo, no faltaría más. Encantado de que estés por aquí.
    Fairywindy: Así es, la crisis es a nivel mundial, y aunque estoy de acuerdo en que no afectará de la misma manera en todos los sitios, no podemos ser tan ingénuos y pensar no afectará y punto. El refrán lo conozco, aunque la coletilla se me hace algo pesimista, jajaja. Otro beso para ti.

    Me gusta

  21. […] Lisa, enigmática?Sobre el cuento de hadasLa momia del desierto de AtacamaPensamientos FeministasUna burbuja inmobiliaria que se convirtió en crisis económicaLa Metamorfosis. Una metáfora de Kafka.Matemática y […]

    Me gusta

  22. Tenía que volver a terminarlo de leer y es plausible tu análisis.

    Tu entrada me lleva a evocar y me acojo a lo que dijo esta semana en Medellín, el cantante argentino, Andrés Calamaro, cuando le preguntaron sobre lo que pasaba con la situación latinoamericana y, el contestó:

    “Aquí ya aprendimos a fumar bajo el agua, ahora que el mundo rico está en crisis, nosotros miramos esos lunes negros…lo vemos tan lejano en Latinoamérica, donde la crisis es cosa de todos los días y prácticamente todos los lunes son negros. Alguno es gris. Soy un músico con conciencia social y política”.

    Qué tanto calibre tienen sus palabras.

    Siguiendo con tu mencionado off-topic, te cuento algo que me tiene pensando, sobre la situación que puede venirse para el mundo entero de hambruna, cuando hayamos acabado con el ecosistema y el desarrollo sostenible de la naturaleza.
    Te abrazo Davíd!

    Me gusta

  23. David dice:

    Lully Desnuda: Qué razón tiene Calamaro, ahora nadie piensa en los países más pobres. No sé qué ocurrirá cuando terminemos de cargarnos el ecosistema, y aunque quizás es un poco egoísta por mi parte, ojalá no esté aquí para sufrirlo. ¿Qué herencia le estamos dejando a nuestros descendientes? Hay un dicho, no sé si lo conoces, al respecto, que dice: La tierra no es la herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos. Un abrazo amiga.

    Me gusta

  24. hhf dice:

    gil soy politico y sos re gil deja de escribir bobadas

    Me gusta

  25. David dice:

    Hhf: He estado tentado de borrar este comentario…, pero creo que es mejor dejarlo, para mayor ridículo tuyo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s