Katharina Wagner, biznieta del músico. Lagunas de conocimiento.

Publicado: julio 27, 2007 de elvenbyte en Fragmentos en Negro

BAYREUTH.- El festival wagneriano de Bayreuth arrancó con aplausos y muchos abucheos a la producción de ‘Los maestros cantores de Nuremberg’ con la que Katharina Wagner, biznieta del compositor Richard Wagner, debutaba en su propia casa.

El público no fue condescendiente con la pequeña de los Wagner y a la salida del teatro muchos mostraron incluso irritación por la supuesta ignorancia que Katharina, de 29 años, demostró tener de la historia alemana y de la obra de su antecesor.

Y a ello se añadió la decepción de quienes confiaban en que el debut de Katharina como regista le facilitaría aún más el camino a la sucesión de su padre, Wolfgang Wagner, a punto de cumplir 88 años, en la dirección del festival.

Por el puesto compiten también Eva Wagner-Pasquier, hija del primer matrimonio de Wolfgang Wagner y con quien ésta no cruza una palabra desde hace años, y su prima Nike Wagner, hija de Wieland.

Nike Wagner, de 62 años y directora del prestigioso festival de Weimar, asistió el miércoles a la inauguración de la 96 edición del festival pero rehusó hacer comentarios a la producción de Katharina.

Eva Wagner-Pasquier, también de 62 años, y probablemente la más capacitada para dirigir Bayreuth, no viajó hasta la “verde colina”, de donde fue desterrada por su padre, quien según allegados a los Wagner ha tomado incluso medidas para que no consiga entradas.

Lagunas de conocimiento

“La puesta en escena que ha presentado Katharina no mejora su tarjeta de visita como eventual directora de Bayreuth”, declaró Ingrid Budde, de la Comisión Internacional de Richard Wagner.

Budde se mostró sorprendida por las lagunas de conocimiento que Katharina pone de manifiesto y la sinrazón de su concepto.

“Lo que hemos visto no son ‘Los maestros cantores de Nuremberg’ sino ‘Los maestros pintores de Nuremberg'”, declaró Budde en referencia a la escenografía, que no transcurre en una escuela de canto, como especifica el libreto, sino de pintura.

Katharina evitó referencias de lugar e históricas, pero el uso propagandístico que el nacionalsocialismo de Adolf Hitler hizo de ‘Los maestros cantores de Nuremberg’ planeó en esa escuela donde los alumnos, uniformados, caminan a paso militar, y los maestros actúan de acuerdo a una jerarquía y un ritual que ésta no ridiculiza.

El segundo acto revocó el aburrimiento generado por el primero gracias a su final impactante por un cambio de ritmo escénico, con todos los aprendices y el coro -hombres en calzoncillos con latas tapándoles las cabezas- en escena librando una batalla con zapatos contra el escribiente Beckmesser, el “maestro” pretendiente de Eva.

El bajo Michael Volle, encargado de dar vida al escribiente, fue junto con el joven tenor alemán Klaus Florian Vogt en el papel de Walter Stolzing, los únicos que recibieron el aplauso unánime.

“La chica tiene talento”, se oía durante la segunda pausa en los corrillos de señores y damas, entusiasmadas por la originalidad de Katharina al traducir en formas y colores la poesía que encierra el libreto y los sonidos de la partitura.

En el tercer acto, la plasticidad pretendida por Katharina empezó a hacer aguas y se perdió en su reflexión sobre qué es el arte y qué función social tienen los artistas, por qué chocan improvisación y reglas, tradición y modernismo.

Katharina humaniza a los intocables clásicos alemanes, incluido a su bisabuelo, y les convierte en cabezudos con prominentes penes en forma de cuerno que menean con sus manos en busca de desasosiego, persiguen formas de mujer o se manosean entre ellos.

También sacó a escena a un hombre desnudo que es sorprendido en un carrito de globos con una muñeca hinchable, vistió y peinó a Eva y Magdalena para que parecieran gemelas, convirtió el concurso de canto final en una reunión de la alta sociedad y otorgó a Stolzing, como premio a su arte, un cheque del banco de Nuremberg.

El personaje de Eva evolucionó hasta el de matrona, el innovador Stolzing acabó en traje de chaqueta y el zapatero Sachs, interpretado con poca inspiración por Franz Hawlata, cerró el cuadro lanzando su proclama final entre dos estatuas sobredimensionadas y la iluminación de abajo arriba, evocando a Hitler.

Para muchos wagnerianos la velada fue un desastre y la dirección de Sebastian Weigle en el foso no atenuó el fracaso, pues no logró imponerse a tanta agresión escénica. Tras un primer acto aburrido y un segundo musicalmente plano, en el tercero su orquesta se limitó a poner banda sonora.

A diferencia de Katharina, que aguantó la reprimenda del público con una forzada sonrisa, Weigle mantuvo en todo momento una expresión muy seria. El director musical del Liceo de Barcelona había declarado que dirigir en Bayreuth era hacer un sueño realidad, uno de los momentos más importantes de su carrera.

Imágenes enlazadas con Festspiele.de.

Anuncios
comentarios
  1. .:Marianis World:. dice:

    Hola David!!! No conozco a Katharina Wagner… seré ignorante?

    Me gusta

  2. vitruvia dice:

    Aquí ando de nuevo y me encanta enterarme de cosas que desconozco.
    En todas partes cuecen habas.

    Me gusta

  3. elvenbyte dice:

    Marianis: Si quieres que te diga la verdad, yo tampoco la conocía antes de ver la noticia.
    Vitruvia: Pues me alegro de haber contribuído a tu enriquecimiento cultural personal.

    Me gusta

  4. Botón dice:

    Qué curiosa noticia!
    Tampoco tenía ni idea de la existencia de esta Wagner
    🙂

    Me gusta

  5. elvenbyte dice:

    Botón: ¿A que llama mucho la atención?

    Me gusta

  6. .:Marianis World:. dice:

    Gracias por la sinceridad David y cómo te fue con mi encuesta?
    Te dejo un Beso!

    Me gusta

  7. elvenbyte dice:

    Marianis: De nada. Con la encuesta fatal, pero tú déjame un tiempo más y verás cómo la remato, jajaja.

    Me gusta

  8. Carlos dice:

    Sin ninguna duda, una verdadera pena. Malas pinceladas para una mujer hermosa, de ello no cabe duda alguna, pero sin una pizca del sobresaliente talento que los críticos le reclaman y con toda justicia.

    Carlos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s