Exposición sin precedentes en la historia del arte

Publicado: junio 4, 2007 de elvenbyte en Fragmentos en Negro

TIBURONES EN FORMOL Y UN CRÁNEO CON DIAMANTES
El polémico artista Damien Hirst vuelve a sorprender

El británico Damien Hirst vuelve, en su nueva exposición londinense, a sus tiburones, sus terneras y otros animales cuidadosamente seccionados y conservados en tanques de formol que le han convertido en uno de los artistas más ricos del mundo.

Pero la exposición ha dado ya mucho que hablar, antes de su inauguración este viernes, por la que es sin duda su pieza más valiosa, “sin precedentes en la historia del arte”, según la publicidad de su galería White Cube.

Se trata de la reproducción a tamaño natural de un cráneo humano en platino, enteramente cubierto por 8.601 diamantes, ni uno más ni uno menos, cuyo peso, según White Cube, es de 1.106,16 quilates.

Para tranquilizar sin duda las conciencias de los supermillonarios con preocupaciones humanitarias, la galería asegura que los diamantes proceden de “zonas libres de conflicto” y que van debidamente acompañados de las “garantías escritas de que cumplen las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Según pretende el experto Rudi Fuchs, el cráneo de Hirst no es sólo un tradicional “memento mori”, como los del arte barroco, sino que es a la vez, en su carácter inexorable, “la gloria misma”.

Gloria o no, esa pieza de orfebrería, fabricada por un conocido joyero de la londinense Bond Street, calle de las boutiques más caras de Londres, vale lo que se dice un riñón: 75 millones de euros.

Claro que hay que tener en cuenta, según ha explicado el propio Hirst, sólo el material ha costado seguramente más de 15 millones de libras, a lo que hay que añadir gastos de transporte y el seguro.

Algún árabe multimillonario en petrodólares, algún jerarca ruso o cualquiera con suficiente dinero y gusto para esas cosas tal vez se vea por el singular cráneo, que tiene, justo es reconocerlo, una doble ventaja sobre los animales en formol del mismo artista.

No hay peligro de que se descomponga, como al parecer comenzó a ocurrirle al primer tiburón de Hirst, el pomposamente titulado ‘La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo’, de 1991.

Y su propietario podrá siempre venderlo como platino y diamantes, recuperando al menos parte de lo pagado en su día.

Sea como fuere, en esta nueva exposición, Damien Hirst, artista a quien el dominical ‘Sunday Times’ calculaba una fortuna personal de 130 millones de libras (el doble en dólares), vuelve a “explorar, según su galería, los temas fundamentales de la existencia humana: la vida, la muerte, la verdad, el amor, la inmortalidad y el propio arte”.

Una serie al óleo titulada ‘Birth Paintings’ muestra en estilo casi hiperrealista el nacimiento por cesárea de su último hijo en 2005: son imágenes sin misterio -tomadas evidentemente de fotografías- del equipo quirúrgico que atendió a su mujer en plena acción en el quirófano.

Otra serie, que Hirst contrapone a la primera, es la titulada ‘Biopsy Paintings’, cuadros de gran tamaño basados en imágenes de biopsias de distintos tipos de cáncer y otras enfermedades terminales, que el artista cubre en parte de hojas de bisturí y cristales rotos.

Y están una vez más los citados animales en formol, como el tiburón titulado ‘Death Explained’ (La muerte explicada), que el artista ha seccionado a lo largo del cuerpo en dos mitades para introducir luego cada una en un tanque de formol de tal que el espectador puede caminar por el pasillo entre los dos tanques y ver el interior del animal.

Hay también dos vacas troceadas por la mitad, un tríptico con tres ovejas desolladas y crucificadas, que pretenden representar “la visceral brutalidad de la muerte de Cristo” y otra “escultura” animal titulada ‘San Sebastián’, consistente en un ternero asaeteado por las flechas y atado a una columna.

Imagen enlazada con Mark Harden’s Artchive.

Anuncios
comentarios
  1. Azusa dice:

    A veces no sé si soy demasiado tradicional, pero eso de simplemente provocar no me parece tan artístico…

    Me gusta

  2. persio dice:

    Los cerebritos cada vez están mejor pagados…

    Un saludo

    Me gusta

  3. elvenbyte dice:

    Azusa: En sí mismo se trata de un estilo: disgresión o trasgresión.
    Persio: Según…

    Me gusta

  4. Nanny-Ogg dice:

    Con esto pasa como con los accidentes o las películas de terror: no queremos mirar pero miramos. Nos puede el morbo. Así somos los humanos de raritos… o de curiosos.

    Besos

    Me gusta

  5. elvenbyte dice:

    Nanny-Ogg: Jajaja, así es, tú lo has dicho, nos puede el morbo, jajaja.

    Me gusta

  6. Elisenda dice:

    No entiendo como nos escandalizamos porque ciertas personan hayan dado su cuerpo a la ciencia ..para que se expongan y podamos aprender y en cambio, no nos escandalizamos por ver como cazan animales para poder ponerlos de trofeo en casa y colgar sus cabezas en la pared..para poder admirar..la única diferencia es que por lo menos el hombre ha podido decidir..

    Me gusta

  7. elvenbyte dice:

    Elisenda: Pues si te sirve de consuelo yo tampoco lo entiendo.

    Me gusta

  8. isidroperez dice:

    Pobre tiburón… animalico….
    podrían disecar también algún tiburón de Banco, jejej

    Me gusta

  9. elvenbyte dice:

    Isidroperez: Jajaja, supongo que todo se andará.

    Me gusta

  10. pablo dice:

    por que todo el mundo se siente con la facultad de opinar y hablar sobre arte
    el arte no es cosa fácil
    ya puestos por que no veo por ahí a nadie opinando sobre física cuántica o sobre energía molecular
    ah pero eso sí, sobre arte todo el mundo se siente con derecho a opinar y entender…
    no señores(as) la cosa es más compleja que contemplar y entender
    hay mucha historia en el medio, el que quiera entender que se ponga las pilas

    Me gusta

  11. elvenbyte dice:

    Pablo: No sé si tú estás en España o no, pero lo cierto es que aquí, en España, tenemos derecho constitucional a opinar sobre lo que nos dé la real gana. Con eso no estoy menospreciando tu comentario, que aunque más o menos cuestionable, es perfectamente lícito, y tienes todo el derecho del mundo (que no sólo de España, aunque sea en lo moral) a hacerlo 🙂 . Jajaja, y después de esto, a veces se me ha pasado por la mente opinar como tú, pero siempre sale alguien, de los que “no tienen ni puta idea”, como se suele decir, que es capaz de proporcionarte un punto de vista con el que de otro modo jamás habías contado, aunque no entienda del tema.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s