En busca de la banshee (octava parte)

Publicado: enero 26, 2006 de elvenbyte en El Amo del Calabozo

El resto de compañeros aún se encontraba en la puerta, estorbándose entre ellos, cuando la criatura empezó a descargar su horrible chillido sobre sus ya maltrechas y desprotegidas mentes. Todos cayeron de rodillas al suelo, soltando sus armas y tratando de cubrirse los oídos con las manos.

Gorham hizo un esfuerzo sobrehumano, un intento de pensar sin soltar su hacha, mientras notaba un fino hilo de sangre saliendo de sus oídos. Supo que tendría sólo una oportunidad, así que hizo caso omiso del dolor y, apretando los dientes, lanzó su hacha con todas sus fuerzas hacia donde veía la forma de la banshee flotando ante él, que empezaba a hacérsele borrosa a la vista.

Se oyó un fuerte chasquido cuando el arma se incrustó en el pecho de la bruja, y el espeluznante grito cesó tan de repente como había comenzado. El enano soltó el hacha y se dejó caer también al suelo, exhausto. Antes de cerrar los ojos vió que el explorador se levantaba hacia él. Luego llegó la oscuridad.

* * *

-Todo ha terminado al fin -dijo Astrid-, será mejor que saquemos a Gorham de este apestoso lugar. No creo que tarde mucho en recuperar el conocimiento, y sacará fuerzas de la nada para vapulearnos si no lo hemos hecho.

-Sin duda es el más duro del grupo -le contestó Gaylin-. No sé qué hubiera sido de nosotros si él no…

-Déjalo ya, elfa -terminó el bárbaro-. Sólo hizo lo que tenía que hacer. Llevémosle a Pozo Viejo. La mujer del alcalde lo despertará con uno de sus guisos, o con su magia -Gaylin miró ceñuda a Duncan, como envidiando de la mujer que conservara sus poderes de forma normal.

Recorrieron el camino de vuelta por el bosque y llegaron a la aldea con las luces del alba. Fairchild salió a recibirles al porche, y se adelantó corriendo al ver al enano inconsciente.

-¿Está…?

-Ni lo sueñes, anciano -le cortó la semielfa-. Este enano es más duro que una roca. Sólo ha perdido el conocimiento.

-Subidle a la habitación -dijo Elma, que había salido detrás del alcalde-. Conozco algunos trucos.

Mientras el explorador y el bárbaro cargaban con Gorham, Gaylin cogió del brazo a la mujer del alcalde, y le susurró intentando que nadie la oyera.

-Después quisiera que habláramos sobre algo.

-Ya sé lo que me vas a decir, pero ni siquiera yo misma puedo explicarlo. Aunque hablaremos, si ese es tu deseo.

La elfa hizo un gesto afirmativo con la cabeza, y soltó a Elma para darle una orden al lobo, que nadie escuchó.

Todos subieron a la habitación que había ocupado el enano la noche anterior. Le depositaron suavemente sobre la cama, y la mujer del alcalde les hizo quedarse a todos en el pasillo, aunque dejó abierta la puerta de la habitación.

Una vez que todos hubieron salido, Elma puso sus manos en posición horizontal sobre el cuerpo de Gorham, pero sin llegar a tocarle. Y entonces dijo las palabras del conjuro:

-¡Endiala Helm Iniarás!

Sus manos se encendieron con un tono suave, anaranjado y palpitante, que se extendió sobre el cuerpo del enano haciendo que este brillara con la misma intensidad que las manos de la anciana. Así permanecieron durante poco más de un minuto. Luego la luz fue bajando su fulgor hasta que desapareció por completo.

La mujer retiró exhausta las manos y prestó atención a Gorham, con la cara cansada. El pequeño barbudo empezó a abrir los ojos lentamente, esperando que la niebla que los cubría al principio fuera desapareciendo paulatinamente.

-¿Dónde estoy?¿Qué ha pasado? -y al oir estas palabras, los compañeros no quisieron esperar más y se abalanzaron en la habitación como una tromba alegre de duendes en un claro del bosque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s