Por fin los bárbaros (lo prometo)

Publicado: octubre 22, 2005 de elvenbyte en El Amo del Calabozo

Esta entrada la hago con la esperanza de resolver, al fin y sin enredarme, como hago siempre, el episodio del encuentro con los bárbaros. Por eso le he puesto ese título, y voy a procurar ceñirme a los hechos, al menos hasta donde yo recuerdo, y con la ayuda prestada por Ana y Xisco, con los detalles que ellos recuerdan, pues de esto ya hace algún tiempo.

Utilizando una de las cargas de teletransporte de uno de los anillos mágicos que portan, y no sin el consiguiente mareo que el teletransporte suele producir, llegan a los Páramos Altos. Deciden ir allí ya que es el lugar más cercano conocido del Valle de las Sombras, a donde realmente se dirigen para tener audiencia con Elminster.

Aprovechando que están en los páramos, antiguo hogar del bárbaro, y que necesitan provisiones y caballos, deciden buscar el Clan del Oso, al que pertenece el bárbaro. En la época del año en la que se encuentran, el clan debe estar dirigiéndose hacia las tierras bajas, donde emigran una vez al año. Se ponen de camino con la esperanza de cruzárselos, pero llega un momento en el que podrían estar en dos direcciones, así que deciden dividirse en dos grupos: por un lado van el explorador, la elfa y la semielfa; por el otro el enano y el bárbaro. Quedan en disparar una flecha flamígera el primero que encuentre algo, o en el punto del arroyo donde se separan, en caso contrario.

El grupo más numeroso se dirige hacia el oeste, llegando a un pequeño bosquecillo, apto para una emboscada, en la que caen. Un numeroso grupo de bárbaros guerreros les apresa y les conduce, en calidad de prisioneros, al poblado que hay más al oeste, pasada una loma, en un pequeño vallecillo. Les encierran en una gran tienda habilitada para ellos, sin armas y fuertemente vigilada.

El otro grupo vuelve a la hora acordada, al lugar acordado, sin haber encontrado ni rastro del Clan del Oso. Como ven que pasa el tiempo y los otros no vuelven, deciden ir a buscarlos. Llegan al bosquecillo y ven señales, aunque débiles, del desarrollo de la emboscada. Siguen el rastro y se dirigen en la dirección por donde se los han llevado. Tras la loma divisan el poblado, y el bárbaro ve el estandarte de un clan ribal en la entrada: es el Clan del Tigre.

A pesar de ello, el bárbaro decide que irán para entrevistarse con el jefe y exigir la liberación de sus compañeros. Cuando llegan al portón, les confiscan todo, al enano lo envían también a la tienda con el resto de prisioneros. El jefe da audiencia al bárbaro. Este le pide que libere a los prisioneros y les dejen continuar su camino, y el jefe le dice que habrá un juicio por allanar sus tierras.

El bárbaro pide hacer de abogado de sus compañeros y el jefe le pregunta que con qué derecho. El bárbaro enseña el cuerno del Vrok que mató en Rappan Athuk diciéndole que eso constituye una hazaña reconocida, y eso ya le otorga suficientes derechos, según las leyes bárbaras. El jefe accede.

El bárbaro visita a los prisioneros en la tienda y les explica todo, y cómo se deben comportar durante el juicio, oigan lo que oigan, que se celebrará esa misma noche. En todo momento se les trata bien.

Gracias a la intervención del bárbaro, el juicio sale bien y se les libera, con la condición de que abandonen los páramos lo antes posible. El bárbaro tiene una charla con el jefe, tras el juicio, en el que le cuenta lo que puede de su misión. El jefe, a cambio, le dice que el Clan del Oso ha sido exterminado por las fuerzas del mal que están invadiendo su hogar. También le dice que ha reconocido el hacha del bárbaro, Sajadragones, y por tanto su jerarquía en el antiguo clan. Le dice que es un arma legendaria y le conmina a averiguar todo sobre ella, pues hay una profecía al respecto.

Al día siguiente, los bárbaros, según las leyes de la hospitalidad y por las incomodidades causadas, les proporcionan víveres. El grupo parte hacia el este, hasta que llegan al río.

Hasta aquí el episodio de los bárbaros. El que lea esto que por favor me diga si considera que debo novelarlo, o narrarlo de alguna otra manera. Es una crónica, y lo voy a hacer de todas formas en el futuro, aunque trasladándolo a otro mundo, ya que no puedo publicar nada de Los Reinos sin permiso de Wizards of the Coast.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s