Mi móvil y yo

Publicado: junio 6, 2010 de elvenbyte en Linux
Etiquetas:, , ,

Debe parecer extraño que aún no haya escrito un artículo sobre el sistema operativo de mi móvil, sobretodo en todos los que me oyen hablar de las bondades de Android. Así que aquí está.

Desde hace tiempo quería ver funcionar un Linux en uno de mis móviles. Lo intenté con MobLin en mi antiguo N95, pero no resultó, así que acabé desistiendo. Sin embargo, cuando hace un par de meses tuve la oportunidad de adquirir mi Samsung Galaxy Spika i5700, todo cambió.

Para mi, hasta el momento, el Symbian de los Nokia era lo mejor que había. No quería saber nada de un teléfono que no fuera Nokia. Pero viendo Android, me he dado cuenta de que la tecnología móvil ya no va tanto con el hardware, sino con el sistema operativo que lleve. Es por eso que ha cambiado mi parecer, y ahora no quiero saber nada de Nokia hasta que no empiece a incorporar Android en sus terminales.

Lo peor de todo es que aún siguen por ahí los que creen, como mi hermano, que porque tengan un N97, tienen lo mejor del mercado. Qué ilusos. Son teléfonos antiguos mientras no lleven Android. Se han quedado atrás y no pueden admitirlo. Si me dijeras el N900, que por lo menos admite MobLin, aún.

En realidad sólo quería decir eso, así que ya sabéis, a partir de ahora el móvil con Android, o si no os quedáis en el pasado.

About these ads
comentarios
  1. VolVoreta dice:

    Pasaré a leerte con más tiempo…ahora decirte que Sabina estará el 10 de agosto en Palma Arena.

    Te dejo un beso.

    Me gusta

  2. La gata coqueta dice:

    Con sentido aprecio
    para;
    mi el amigo que sabe cultivar la amistad y que lleva por nombre David…

    De regreso

    Lo prometido
    hay que continuarlo…
    Mis huellas te acerco
    como antes de partir

    En ellas traigo
    aromas de un mar bravío
    que en el norte se ha quedado
    apenado al decirle adiós

    Su brisa me llama
    y las gotas de batidas olas
    que en mi cara se posaron
    susurran…
    que me sigue esperando

    La luna, su eterna amante
    con esmerada ternura
    en compañía de luceros
    van guiando el camino
    que me acercan a tu espacio…

    Ellos saben que no te olvidé
    cuando era poseída por su belleza
    tu estabas en mi pensamiento…
    por el afecto que siempre
    me has demostrado.

    María del Carmen

    Me gusta

  3. David dice:

    Volvoreta: Gracias amiga. A ver si consigo ir a ver al maestro Sabina, que hace mucho que no voy a verle.
    La gata coqueta: Siempre estás ahí, y como siempre para dejarme un trocito tuyo. Gracias amiga.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s